Opinión: Elecciones Argentinas. «La enfermedad social».

La Enfermedad Social.

Por Eduardo San José Requejo. Licenciado en Ciencias Políticas.

politologo@sociored.net

Creo que debo ser de las pocas personas a las que el resultado de las Elecciones en Argentina de ayer 25 de Octubre no le ha sorprendido. Quizá debido a que el Boca de Urna que realizamos en SyM Consulting www.barometrosocial.com ya lo anunciaba desde por la mañana. No sólo son los datos de la Provincia de Buenos Aires, sino los nacionales y los de muchas de las provincias aparecieron diáfanos en esta Encuesta realizada mediante 3000 encuestas a nivel nacional vía IVR.

Sin embargo, cualquiera que lea hoy un diario argentino encontrará titulares del tipo “gran sorpresa en los resultados de las elecciones del 25 de Octubre”. Entonces ¿qué ha sucedido?

Me gustaría analizar algunos datos que pueden indicar la clave del comportamiento político tan apasionante vivido en estas elecciones.

En primer lugar, nada es eterno y el FPV lleva demasiado tiempo gobernando, alguna vez tenía que llegar a su fin y en un sistema, por suerte, democrático como es el argentino ese fin ha llegado. Siempre que participo en alguna campaña electoral me gusta destacar que es más fácil ganar unas elecciones desde la oposición y máxime si quieres revalidar resultados llevando tanto tiempo en el poder.

En segundo lugar, nunca hay que infravalorar al rival y si es una mujer como Eugenia Vidal que transmite confianza y cercanía al ciudadano, menos. Uno que es “gallego”, que le vamos a hacer ya está acostumbrado al papel de las mujeres en la cosa pública y no me refiero a políticas comportándose como políticos, sino a mujeres siendo ellas mismas y les aseguro que los resultados en la gestión pública no son nada malos. Los ciudadanos de la provincia de Buenos Aires así lo han debido ver también y por eso esa confianza depositada en la candidata de Cambiemos. Frente a esta candidata, simplemente estaba el pasado.

Por otro lado, los sistemas de partidos tienden a ignorar en la selección de sus élites y dirigentes a los ciudadanos. Está claro que el candidato a la Presidencia de la Nación no fue elegido por las preferencias de los ciudadanos, sino más bien por el/la líder del partido de turno y eso se  paga. Nunca salen bien las sucesiones en política si sólo son debidas al dedo divino del líder. A pesar del sistema de PASO, una gigantesca encuesta pagada por todos, éstas simplemente hacen que llegue a la candidatura la persona que estuvo en el lugar y el momento adecuado. Como ustedes se pueden imaginar, soy muy crítico con la democracia interna de los partidos políticos.

Otro factor determinante en todo este proceso es el papel de los medios de comunicación en la creación de opinión. Es indudable que el poder tiene en sus manos un arma terrible contra la independencia y la profesión periodística: la publicidad institucional. Casi todos los partidos políticos sucumben a la tentación de controlar medios de comunicación, y si es vía recursos públicos, mejor. Este factor lo que provoca, aparte de la pérdida de credibilidad del medio, es que la concienciación de la situación real sociopolítica o económica del país tarde más tiempo en ser percibida por la ciudadanía. Pero más tiempo no significa que ese momento no llegue. En Argentina ya nadie duda de la parcialidad interesada de la mayoría de los medios.

Si a los medios, le unimos las encuestadoras, tenemos un binomio perfecto de creación de opinión, o al menos eso piensan determinadas personas. Pues bien, tras lo sucedido el pasado día 25, ya pueden prepararse ambos sectores para una larga travesía que les lleve a recuperar la credibilidad.

Por último, y no por ello menos importante, la situación social y económica de Argentina es simplemente caótica. A veces es bueno mirar a vista de pájaro para ver la magnitud del problema. Las políticas sociales indiscriminadas realizadas hasta ahora, aplicadas sin criterios justos y centrados en determinados colectivos o sectores, son simplemente un ejercicio de cinismo político a costa de todo el pueblo con un coste que va a sufrir el mismo a no tardar demasiado.

En cuanto a las políticas económicas, poco hay que decir: Argentina está fuera del mercado, simplemente y eso llevará sí o sí a un período de ajustes en breve. Nada que los argentinos no sepan y padezcan periódicamente.

Cada uno de estos factores por si solos puede que no fueran determinantes para provocar un cambio social como el que ha llegado a Argentina, pero todos juntos han provocado la tormenta perfecta que ha expulsado a los actuales gobernantes de sus sillones.

 

Posted in: PRENSA, Uncategorized

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Contacto Whatsapp